los posesivos

Los posesivos (determinantes, pronombres) son una de las cosas más enredadas de la declinación alemana.

Así que, a modo de explicación y sin que comprender su funcionamiento pueda obviar la necesidad de abordarlos de forma segmentada y sucesiva, comentaré brevemente lo más importante de los posesivos en alemán.

En primer lugar, debemos recordar que los posesivos pueden actuar como determinante (la casa, mi casa) o como pronombre (ella, aunque luego en castellano no se usan como pronombre, y sí como adjetivos,»la mía» ). Es decir, fijémonos que en castellano también tenemos una concordancia parecida (mi, mis, mía, mías, mío, míos).

En primer lugar pues, tenemos que elegir la forma. En alemán hay más formas que en español, puesto que su (de él), su de (ella), su (de ellos), su (de Ud./Uds.) tienen formas diferentes.

Luego, deberemos ver, sea determinante o sea pronombre, qué función tiene. Es decir, las formas variarán según forme parte del sujeto (nominativo), del objeto (acusativo o dativo) o vaya con alguna preposición (acusativo, dativo o genitivo).

Conclusión:

El uso correcto de los posesivos hay que ir aprendiéndolo por partes. En realidad se comportan casi igual que artículos y adjetivos, de modo que no suponen «tablas adicionales» sino sólo aprender la aplicación de las dos únicas tablas de la declinación alemana (todas las que hay son variantes de una u otra).

nueva categoría: para principiantes

He creado una categoría llamada «para principiantes», de modo que en adelante, todas las entradas útiles para principiantes  (primer curso) irán marcadas también con esa etiqueta.

Para cualquier duda sobre lo más elemental, dejadme un comentario en esta entrada, y o bien la responderé directamente, o le dedicaré alguna entrada. En ese caso, cuando la haya atendido, ya  borraré los comentarios y encontraréis la el tema en alguna entrada.

meter y sacar cosas

En alemán no tenemos verbos para poner/meter y sacar (salvo stecken), por lo cual utilizamos los verbos que significan «colocar» para meter las cosas, y los verbos que significan «coger o tomar» para sacarlas, con las preposiciones in + Akk. para «meter» y aus + Dat para «sacar». Tenemos el verbo «stecken», pero sólo se utiliza cuando una cosa realmente queda «metida». Se puede reforzar también con el adverbio rein (hinein od. herein).

Recordemos pues, los verbos que significan colocar:

  • stellen, cuando la cosa colocada queda en posición vertical o erguida (y puede ser tumbada o derribada)
  • legen, cuando la cosa colocada queda en posición horizontal
  • hängen, cuando la cosa es colgada

Veamos algún ejemplo:

  • Er steckt die Hände in die Taschen.
  • Ich stelle die Teller in den Schrank
  • Ich lege den Brief in die Aktenmappe
  • Sie hängt den Mantel in den Schrank

Cuando sacamos las cosas, usamos los verbos holen/nehmen más la preposición aus + Dat, a veces reforzando con el adverbio de dirección raus (hinaus od. heraus)

  • Er nimmt die Hände aus den Taschen (raus)
  • Ich hole die Teller aus dem Schrank.
  • Ich nehme den Brief aus der Aktenmappe.
  • Sie holt den Mantel aus dem Schrank.

ich stelle mich vor

Quizá recordéis que en su momento comenté que la gran mayoría de los «objetos» del verbo, cuando son únicos, van en acusativo, incluso cuando se trata de pronombres personales. En la misma línea sucede con los verbos reflexivos: cuando hay un solo objeto, el pronombre reflexivo, éste va en acusativo.

Memoricemos pues unos cuantos ejemplos, y recordemos que nos sirvan siempre como referencia en caso de duda:

  • ich stelle mich vor, du stellst dich vor
  • er /sie / es stellt sich vor
  • wir unterhalten uns, ihr unterhaltet euch
  • sie / Sie unterhalten sich

Más adelante veremos los casos en que algunos verbos reflexivos llevan el pronombre personal en dativo, y el porqué. Veremos que existe una lógica en el uso del dativo y el acusativo en alemán, y que en general, aprendidas bien las excepciones, nos resulta muy útil para decidir en caso de duda.

für mich

En alemán tenemos preposiciones que rigen un solo caso, y für es una de ellas. Für siempre va seguido del acusativo. Sin embargo, saberlo no es garantía de nada. Sabernos la lista de preposiciones que rigen acusativo sirve de bien poco a la hora de hablar, un poco más a la hora de escribir (al repasar y corregir), pero tampoco mucho.

Lo importante es, como siempre, ir memorizando ejemplos significativos. Claro que es necesario saberse la declinación cuando estudias alemán, pero es un proceso secundario. Si para hablar necesitáramos ir traduciendo y aplicando reglas, nunca arrancaríamos a hablar.

Estudiemos pues, en esta ocasión, los grupos de für + pronombre personal:

  • für mich, für dich
  • für ihn, für sie, (für es)
  • für uns, für euch
  • für sie / für Sie

Obsérvese que für mich y für dich podemos memorizarlos con un solo esfuerzo de memoria, dado que son dos formas muy similares. Für ihn y für sie quizá sean el grupo más importante junto al anterior.

Für uns y für euch no presentan ningún problema, dado que además las formas son igual que en dativo.Y für sie /für Sie no deja de ser repetición de la forma vista en el caso de la tercera persona del singular, en femenino.

Wie geht’s?

Debemos recordar siempre que para preguntar ¿cómo estás? en alemán NO USAMOS el verbo «estar», sino una construcción con dativo:

  • wie geht es dir?

Es decir, usamos el verbo gehen + dat. (Sólo para entender la estructura: ¿cómo TE va?, luego olvidémosla, pues la traducción correcta es ¿CÓMO ESTÁS?) Siguiendo con el método de intentar memorizar frases y estructuras, apunto algunas frases para recordar:

  • Wie geht es Heinrich?  Geht’s ihm besser?
  • Wie geht es Irene?  Geht’s ihr immer noch so schlecht?
  • Wie geht’s euch? – Danke, es geht uns blendend.
  • Wie geht es Ihnen? Geht es Ihnen besser?

La expresión Wie geht’s? es más coloquial y neutra, y podríamos traducirla por ¿qué tal? Especialmente si dudamos entre du y Sie viene muy bien.