Konjunktionaladverbien

Además de las conjunciones típicas, es decir, las que unen oraciones simples o principales, como und, oder, denn, o las que unen una principal y una subordinada, como weil, obwohl, etc., en alemán contamos también con unas palabras que algunas gramáticas como la de Dreyer-Schmitt llaman también “Konjunktionen”, aunque sintácticamente funcionan como adverbios, y otros llaman “Konjunktionaladverbien”. Son los que unen una frase con la anterior, o con el contexto, o introducen matices.

Extraigo a continuación las más habituales y de mayor interés para el estudiante de alemán de los primeros cursos.

Copulativas:  außerdem, zudem  (todas con un sentido de “además”)

locales: daneben, darüber, darunter, dazwischen, darauf, etc. Formadas por el prefijo da(r) y una preposición

temporales: davor (anteriormente, con anterioridad), danach (posteriormente, después de algo), währenddessen /indessen, (mientras), anschließend (a continuación)

causales / consecutivas:  folglich /demzufolge  (en consecuencia), somit /mithin / also (por tanto),  deswegen / deshalb / daher (por eso), y nämlich (causal, intraducible, nunca en posición 1)

condicionales / consecutivas:  notfalls (si es preciso), sonst/ansonsten/ andernfalls (de lo contrario), gegebenenfalls (si se da el caso), so (así),  dann (entonces, en ese caso)

concesivas: trotzdem (a pesar de ello), dennoch / immerhin / allerdings  (todas con un sentido de  “sin embargo, no obstante”), sowieso (de todos modos)

restrictivas o explicativas: insofern* (en ese sentido), so weit (hasta ese punto, hasta allí), freilich (ciertamente)

adversativas:  hingegen / dagegen / jedoch / doch, dennoch / allerdings / indes/indessen / demgegenüber  / stattdessen (todas con un sentido de “por el contrario”), vielmehr (antes bien), aber* (aunque nunca en la posición 1), einerseits – andererseits (por un lado – por otro)

*Algunas de estas palabras también pueden ser conjunciones, como aber o insofern:

z.B.: Er wollte kommen, aber er kam dann doch nicht. (Conjunción: Quería venir, pero al final no vino)
Sie wollte ihn einladen, er hatte aber keine Lust  eingeladen zu werden (Locución adverbial: Ella quería invitarle, a él, sin embargo, no le apetecía ser invitado).

Nämlich

Es una locución adverbial muy frecuente y coloquial. No hay ninguna locución adverbial equivalente en castellano, por lo que hay que traducirla por una conjunción y unir frases que en alemán no aparecen unidas.

z.B.: Sie war zu Haus geblieben.  Ihre Tochter war nämlich hingefallen, und sie musste warten, bis der Arzt kam. No hay más remedio que usar una conjunción, alterando las estructuras: Ella se había quedado en casa, porque su hija se había caído y tenía que esperar a que viniera el médico.

No recuerdo haber visto ningún libro de texto de alemán que se tomara la molestia de explicar la palabra “nämlich” y sin embargo, es una palabra que todo el mundo tiene en la boca, y especialmente los niños (igual porque es casi inevitable en cualquier tipo de excusa o explicación).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s