Frag’ deinen Lehrer!

Siguiendo con el tema de los posesivos, y para verlos de forma más o menos sistemática, seguiré ahora con  los posesivos determinantes (Artikelwörter) en acusativo.

En su funcionamiento los artículos siguen al artículo indeterminado/negativo.

Así resulta que en acusativo tenemos las  formas siguientes

  • masc. : forma neutra + -en
  • neut.:  forma neutra, sin terminación
  • fem. y pl.: forma neutra + -e

Así pues, podemos recordar:

  • Ich besuche: meinen Bruder, meine Schwester, mein Baby, meine Eltern
  • Du suchst: deinen Wagen, deine Tasche, dein Haus, deine Sachen
  • Er findet: seinen Bleistift, seine Tasche, sein Heft, seine Farben
  • Sie grüßt/Sie grüßen: ihren/Ihren Freund, ihre/Ihre Freundin, ihr/Ihr Kind, ihre/Ihre Lehrer
  • Wir fragen: unseren Vater, unsere Mutter, unser Kind, unsere Grosseltern
  • Ihr grüßt: euern Lehrer, eure* Tante, euer Haus, eure* Enkel

Como veis, en las formas de “euer” desaparece una “e” en cuanto se añade una terminación.

Anuncios

mein Bruder, meine Schwester, meine Geschwister

Siguiendo con el tema de los posesivos, y para verlos de forma más o menos sistemática, empezaré por la forma más sencilla: los posesivos determinantes (Artikelwörter) en nominativo.

En su funcionamiento los artículos siguen al artículo indeterminado/negativo.

Así resulta que en nominativo tenemos sólo dos formas diferentes, independientemente del “poseedor” del que se trate:

  • masc. y neut.:  forma neutra, sin terminación
  • fem. y pl.: forma neutra + -e

Así pues, podemos recordar:

  • mein Bruder, meine Schwester, mein Baby, meine Eltern
  • dein Wagen, deine Tasche, dein Haus, deine Sachen
  • sein Bleistift, seine Tasche, sein Heft, seine Farben
  • ihr/Ihr Name, ihre/Ihre Freundin, ihr/Ihr Haus, ihre/Ihre Lehrer
  • unser Vater, unsere Mutter, unser Kind, unsere Grosseltern
  • euer Lehrer, eure* Tante, euer Haus, eure* Enkel

Como veis, en las formas de “euer” desaparece una “e” en cuanto se añade una terminación.

los posesivos

Los posesivos (determinantes, pronombres) son una de las cosas más enredadas de la declinación alemana.

Así que, a modo de explicación y sin que comprender su funcionamiento pueda obviar la necesidad de abordarlos de forma segmentada y sucesiva, comentaré brevemente lo más importante de los posesivos en alemán.

En primer lugar, debemos recordar que los posesivos pueden actuar como determinante (la casa, mi casa) o como pronombre (ella, aunque luego en castellano no se usan como pronombre, y sí como adjetivos,”la mía” ). Es decir, fijémonos que en castellano también tenemos una concordancia parecida (mi, mis, mía, mías, mío, míos).

En primer lugar pues, tenemos que elegir la forma. En alemán hay más formas que en español, puesto que su (de él), su de (ella), su (de ellos), su (de Ud./Uds.) tienen formas diferentes.

Luego, deberemos ver, sea determinante o sea pronombre, qué función tiene. Es decir, las formas variarán según forme parte del sujeto (nominativo), del objeto (acusativo o dativo) o vaya con alguna preposición (acusativo, dativo o genitivo).

Conclusión:

El uso correcto de los posesivos hay que ir aprendiéndolo por partes. En realidad se comportan casi igual que artículos y adjetivos, de modo que no suponen “tablas adicionales” sino sólo aprender la aplicación de las dos únicas tablas de la declinación alemana (todas las que hay son variantes de una u otra).