pattern drills con Quizlet

En los años setenta y ochenta los ejercicios tipo “pattern drill” formaban parte de casi todos los cursos oficiales de alemán. Se los conocía por el nombre de Strukturübungen. Luego han ido desapareciendo de los cursos oficiales, aunque siguen siendo muy usados en cursos de idiomas. Y desde luego tienen sentido para practicar determinados temas de gramática.

Continuar leyendo “pattern drills con Quizlet”

Anuncios

denk daran, dass …..

Más pronto o más tarde los estudiantes de alemán se acaban encontrando con unas frases rarísimas, en las que aparecen unos daran, dafür, damit, etc   imposibles de “traducir” para quienes aún piensen que se traduce palabra por palabra.

Recordemos:

La preposición en una frase con un verbo que lleve objeto preposicional forma parte de su significado, y por tanto no puede obviarse. Y si es una frase la que ocupa el lugar del objeto preposicional, en la frase principal, el Hauptsatz, la preposición no puede desaparecer, pero tampoco puede, como sí es posible en español, pegarse una conjunción a la preposición (los famosos “con que”, “en que”, “de que”, etc. del castellano). Y es entonces cuando aparecen esos daran, dafür, damit, davon, etc.

Denk daran, dass du morgen früh aufstehen musst! – lo traduciríamos como “Acuérdate de que mañana tienes que madrugar”, o “Recuerda que mañana tienes que madrugar”.

en cambio, si en alemán dijéramos,

Denk, dass du morgen früh aufstehen musst! – deberia entenderse como “Ten en cuenta”, o “piensa que mañana tendrás que madrugar”.

Es decir, que el objeto preposicional con an modifica el sentido del verbo “denken”.

En un análisis sintáctico, los daran, dafür, damit, davon, etc. los llamamos “Korrelat”, y su función es a la vez semántica (significado) y sintáctica (para no dejar vacía la “valencia” del verbo, en analogía con la terminología química). Por tanto, no debemos buscar una equivalencia en español, porque no existe. Y si el verbo no necesita ninguna preposición en español (porque sea transitivo, por ejemplo, y en español lleve un complemento directo), pues debemos olvidarnos de la preposición. En otras ocasiones el español también usa preposiciones, en tal caso, seguramente nos encontraremos la preposición pegada a la conjunción cuando traduzcamos la frase.

Siempre hay un sujeto

En el alemán todas las frases llevan sujeto, tanto las principales o simples, como las subordinadas. Sólo en el imperativo y en las oraciones de infinitivo el sujeto es implícito y no explícito.

Así pues, cuando reviséis vuestros textos, mirad siempre que haya un sujeto.

Mención especial merece la partícula “es”. En algunas frases compuestas “es” puede aparecer en la frase principal cuando ésta ocupa la primera posición. En el análisis sintáctico lo definiremos como “Scheinsubjekt”. Es necesario siempre que no haya ningún otro elemento ocupando la primera posición, pues el verbo conjugado debe ocupar necesariamente la segunda posición.

Ejemplos:

  • Es scheint, dass er es vergessen hat.
  • Es wundert mich, dass er nicht angerufen hat. (También podríamos decir: Mich wundert, dass er nicht angerufen hat. En tal caso, el NS es el sujeto del HS, y al ocupar el Dativobjekt la primera posición, ya no hace falta meter un “”Scheinsubjekt”, que hace también las veces de “Korrelat”, es decir, es el elemento que representa a la frase subordinada dentro de la principal).

Es importante diferenciar entre las conjunciones y los adverbios. Las conjunciones que enlazan oraciones simples (und, oder, entweder, aber, denn) no ocupan posición, ocupan el puesto “cero”. Es decir, pueden ir seguidas de cualquier elemento menos del verbo conjugado, que ocupará la posición segunda.

Ejemplos:

  • Er konnte nicht kommen, aber er hat mich bereits gestern abend angerufen.
  • Er sitzt gern am Abend vor dem Fernseher, denn da kann er wirklich ganz abschalten.

Rudimentos de sintaxis: la posición del verbo conjugado

Cuando vayáis a escribir un texto en alemán, intentad no traducir, sino ir aplicando variaciones de vuestro repertorio básico de frases.

De todos modos, cuando hayáis escrito cualquier texto libre, tipo redacción o carta, recordad las siguientes reglas:

En alemán hay tres tipos básicos de oraciones:

  • Hauptsätze: oraciones simples o principales. El verbo conjugado, es decir, en casos de varios verbos o verbos con partículas separables, la parte conjugada, SIEMPRE ocupa el segundo lugar (elemento).  El sujeto puede ir antes o después de este elemento.  Si comenzamos con otro elemento, sea adverbio, o también frase subordinada, luego tendremos que aplicar la “Inversion”, es decir, anteponer el verbo al sujeto.
    Ejemplo:  Er kommt noch nicht heute an, morgen kommt er erst an. Er konnte keine Karte für heute bekommen.

Hay dos salvedades: En las oraciones interrogativas siempre hay inversión, haya o no haya un pronombre interrogativo al principio. Y si hay inversión y no es una oración interrogativa, estamos ante una oración condicional. Éstas no se suelen estudiar en el primer o segundo curso de alemán, pero son muy frecuentes en el habla diaria. YO diría que  los libros de texto y muchos profesores de niveles iniciales aún no se han dado cabal cuenta de ello.
Ejemplo: Kommt er heute nicht mehr, dann werden wir morgen noch einmal zum Bahnhof fahren müssen. Hätte ich es doch gewusst!

  • Nebensätze: oraciones subordinadas. Dependen siempre de una oración principal (que alguna vez puede no aparecer, por ejemplo en expresiones de asombro). En estas el verbo conjugado, o en casos de varios verbos o verbos con partículas separables, la parte conjugada, SIEMPRE ocupa el último lugar. Eso hace que en los verbos separables la partícula vuelva a aparecer unida al verbo conjugado. Lo mismo se aplica a formas compuestas (Perfekt, Konjunktiv o Modalverb), en donde primero aparece la forma no conjugada, para que la forma conjugada pueda ocupar la última posición.
    Ejemplo: Ein Glück, dass du heute noch kommen konntest! Ob er mich richtig verstanden hat?
  • Infinitivsätze: oraciones de infinitivo. También dependen de una oración principal, y no llevan sujeto, sino que su sujeto coincide con el sujeto o el objeto directo (Akkusativobjekt, pero NO el Dativobjekt). En este caso es el infinitivo principal el que ocupa la última posición, precedido por “zu”. Si se trata de un predicado compuesto, el “zu” aparece entre los dos verbos. Y si se trata de un verbo separable, el “zu” se mete por medio.
    Ejemplo: Ich werde versuchen, ihn noch heute zu erreichen. Du solltest trotzdem noch einmal versuchen, ihn anzurufen.